Materiales

EJERCICIO NEUROPSICOLOGICO DE INDUCCIÓN AL TRANSE

Neuro ciencia de la meditación

Este nuevo concepto abrió toda una serie de incógnitas para los investigadores, que inmediatamente se interesaron por los atletas olímpicos de la meditación , maestros tibetanos, morgues budistas que meditaban horas de horas, todos ellos fueron puestos a prueba. Los resultados de estas investigaciones que mientras los monjes practicaban la meditación, su cerebro desarrollaba una actividad superior a la normal en la corteza cerebral pre frontal izquierda. Esto indicaría una gran predisposición para el bienestar, las emociones positivas elevadas, y la buena gestión neuronal del estrés. De hecho los resultados estuvieron, muy por encima de lo esperado. De momento no hay resultados completamente concluyentes. Por eso tanto en la universidad de Wisconsin (EE.UU), como en Harvard (EE.UU), Maastricht (Países Bajos) y Leipzig (Alemania) se sigue investigando para entender los efectos a corto y largo plazo de la meditación sobre el cerebro, y cómo puede ayudar eso a los ciudadanos a mejorar su calidad de vida.

******

Cierra suavemente los ojos.

Ahora concéntrate en tu respiración que debe ser profunda, y regalar de abajo hacia arriba.

Aspira cinco veces, profundamente relajándote, inspirando por la nariz... y exhalando por la boca... relájate. (Larga pausa para las cinco aspiraciones).

Ahora con cada exhalación, expulsa los dolores, la tensión, el malestar acumulados en el cuerpo.

Con cada inhalación, aspira la apacible energía que te rodea, relajándote aún más.

Ahora visualiza, imagina o siente que todos tus músculos se relajan por completo

Relaja los músculos de la frente de la cara... la mandíbula, los ojos, la boca...

Relaja los músculos del cuerpo, los hombros, la espalda, los brazos...

Ahí hay acumulada mucha tensión.

Relaja los brazos, siente que son ligeros, relaja los dedos de las manos, siente que no pesan.

Relaja las piernas, los pies, los dedos de los pies... siente que no pesan casi nada.

Relaja los músculos de la espalda.

Deja que los músculos del estómago se relajen por completo, para que tu respiración siga siendo suave, agradable, profunda, regular.

Con cada suave inspiración, relájate más y más y más.

Visualiza, imagina o siente una luz intensa, en lo alto de tu cabeza a la altura de la coronilla. Deja que tu mente, elija el color de esa luz... (pausa)

Todo lo que esa luz toque, cuando suavemente se vaya esparciendo por tu cuerpo, todos los tejidos, órganos, y los músculos, cada fibra, cada célula de tu suave cuerpo, se relajará completamente, liberándose de todos los dolores, pensamientos, emociones, sentimientos que generen enfermedad o malestar.

Y la luz acentuará más y más tu relajación.

Ya te sientes profundamente apacible y tranquilo.

Ahora ve, siente o imagina que la misma luz se esparce desde lo alto de tu cabeza hasta abajo, por la frente, por debajo de los ojos, relajándote aún más.

Ves, sientes o imaginas que la luz se extiende por tu mandíbula... Por el cuero cabelludo hacia abajo... acentuando tu relajación.

Ahora la luz corre por tu cuello, dejándolo suave y sedoso, relajando completamente los músculos del cuello, suavizando por dentro el interior de tu garganta.

Y te relajas aún más y más… (pausa)

Ves, sientes o imaginas que la luz fluye por la parte superior de la espalda... y el pecho… y entra en el corazón, que bombea esa luz por todas las arterias y las venas del cuerpo....

A los pulmones a que refulgen bellamente y respiren profundamente en paz.

Los músculos de la parte superior de la espalda están completamente relajados.

Sientes una profunda tranquilidad, una maravillosa sensación de paz. (pausa)

Ves, sientes e imaginas que la luz se extiende por el abdomen y por la parte inferior de la espalda, relajándose completamente los músculos y esos nervios...

Y ahora la vez deslizarse por las caderas...

Por las piernas, hasta llegar a las puntas de los pies, hasta que todo el cuerpo queda cubierto de la Luz... bañado de esa luz intensa y maravillosa.

Y te sientes muy muy sereno…

Ahora visualiza, imagínate o siente que la luz rodea completamente tu cuerpo, como si estuviera en un nido o en un halo de luz. Eso te protege, te relaja l piel, y los músculos exteriores....

Y te sientes aún más y más sereno y relajado.

Dentro de un momento voy a contar hacia atrás, de cinco a uno.

Con cada número te sentirás más y más sereno y apacible y tu relajación será más y más profunda.Cuando llegue a uno, te encontrarás en un estado muy profundo, tu mente se habrá liberado de los límites normales del espacio y el tiempo.

Puedes recordarlo todo.

Cinco...

Cuatro, te sientes más y más sereno relajado...

Tres, más profundo, más profundo...

Dos, estas legando...

Uno...

Escucha La Neuro Meditación para controlar el sistema simpático y parasimpático

-
-